Lic. Daniela Tagliani - Psicóloga

El camino hacia la libertad lleva también a la Felicidad.

Pocos toman consciencia de sus prisiones. Ni aún estando en la cárcel tenemos garantizado el darnos cuenta ¿de que somos presos? ¿Como llegamos allí? Trabajar la Novela Personal y limpiar las Lealtades familiares Inconscientes que nos dañan, permiten

Muchas veces tendemos a pensar que las cosas nos “son dadas”. Predestinadas. Como nos es dado el Sol, el mar, las estrellas, los mitos ancestrales y los primeros purés cuando recién ingresamos a la vida. Eso es muy real en un cierto sentido: el de las cosas básicas, las condiciones en donde nos toca desplegar nuestra novela personal. Aunque justamente como es una novela, hay un escritor que esta siempre presente. Solo que muchas veces esta dormido. Entonces re-escribe una y otra vez la misma historia. La misma novela pero sin reflexiones. Solo reacciones. ¿Qué es una novela personal? Es la trama por donde vamos eligiendo transitar con ese escenario que nos “es dado” de fondo. Entonces tenemos por ejemplo una familia donde los padres, abuelos y tíos son conocidos en todo el barrio por opulentos, negociantes y ricachones. A todo esto la ciencia actual lo llama genética. Lo que nos “es dado”. Peeero uno, que nace en esa familia, tiene la posibilidad de repetir esto o re- escribir la historia. No caer en ese patrón, no repetir esa tendencia y se vuelve una persona austera, sencilla, que trata de ser amorosa y de estar siempre en sintonia con el bien más profundo para todos. Algo asì hicieron San Francisco de Asís y Buda. Eso fue parte del entramado de sus novelas personales. Y en lugar de ser un hombre acaudalado de negocios (en el caso de Francisco) o un rey extraordinario (en el caso de Buda Sakyamuni). Tal y como habían sido sus padres y tal como esperaban sus familias. Ambos se dedicaron a ser acaudalados hombres del Alma. Se dedicaron a cultivar su propio camino. Conectándose con lo que pulsaba profundamente en ellos. Su vocación. El origen del Ser, lo genuino en lo que Es. Y desde entonces quedaron encendidos en el recuerdo de muchos por mucho tiempo. Todavía hoy siguen siendo generosos a la hora de transmitir su camino, sus experiencias y su sentir. En una medida propia, cada uno de nosotros puede hacer esto, al encarar con seriedad problemáticas que observamos en nuestra familia, vemos que es lo que nos hacen mal y decidimos modificarlo. Entonces emprendemos un camino de profunda sabiduría interior que nos lleva a conocernos. Encontrándonos con nuestros miedos a quedar por fuera del clan familiar. Escuchando que eso que nos esta dañando a nosotros también esta dañando a los demás. Y sabiendo que este cambio va a llevar a una situación mucho mejor de la que estábamos antes de partir. Nosotros, nuestros ancestros y quienes vienen despues, son reparados al nosotros reparar dejando atrás lealtades inconscientes. Dentro de nuestra novela personal, elegimos cambiar la trama familiar, por el bien de todos. Y eso queda escrito en el libro de la Vida! Ayudando a todos.


Volver Volver | Subir Subir | Imprimir [Imprimir] | Enviar por email [Enviar por email]